- Patrimonio histórico - artístico - monumental
- Otros elementos patrimoniales
- Las Asociaciones
- Colegio, Biblioteca, vida cultural
- Tradiciones
- Folklore
- La legendaria

 


Otros elementos patrimoniales

Las iglesias parroquiales y Ermitas

Las iglesias del municipio son edificios del arte popular leonés, generalmente levantadas entre los siglos XVIII y XIX. Son casi todas de una sola nave, sin capillas laterales. Pertenecen al llamado ´románico rural leonés´, de fábricas sencillas sobre elementos pobres, con una planta de nave única, cabecera cuadrangular, cubierta por bóveda de cañón, y una ornamentación muy exigua. (Jaime Federico Rollán Ortiz)

Los arcos de las iglesias del municipio son generalmente de medio punto, y algunos ligeramente apuntados. En la iglesia de Poladura, de clara factura románica, se observan ambos tipos.
La simplicidad de las naves lleva, según los expertos, a una influencia del prerrománico asturiano.

Por el contrario, las dos iglesias más impactantes resultan ser del siglo XX: Son las de Rodiezmo (1.928, hecha construir por varios indianos del pueblo, en honor a San Pedro) y Villamanín, (1.950, Regiones Devastadas, en honor a San Juan Degollado), y son de cruz latina.

La Iglesia de Rodiezmo es un sólido edificio de estilo románico popular moderno, en que sorprende su amplitud y elevada cúpula, a más de detalles de estilo, como su elegante púlpito. La de Villamanín se integra en el entorno del pueblo nuevo, levantado en la posguerra, y es una de las más bellas iglesias de toda la montaña central leonesa.

Las Ermitas tienen el valor de su antigüedad, en que respondieron a una religiosidad popular incontestable. Fueron, en muchos casos, el germen de una parroquia posterior, y están construidas según cánones de arquitectura popular leonesa. En todos los casos son de piedra, y además de las existentes queda rastro y noticia de muchas ya desaparecidas. Merecen mención las siguientes:

  • Barrio y Golpejar de la Tercia. (Nuestra Señora de la Asunción). Compartida por los dos pueblos, más el de Velilla, como parroquia. Tiene cementerio propio, solo utilizado por Golpejar, pues Barrio hizo uno nuevo en un bucólico paraje de pradería, bajo el pueblo.
  • Casares de Arbas. (San Roque)
    Un sacerdote la vendió a tres personas particulares, y ahora el pueblo
    desea recuperarla, para reinstalar allí su Museo Etnográfico.
    Por la fiesta del Santo ¡ se acercan en rogativa a la puerta de la Ermita!.
Las casas blasonadas y los escudos

El carácter de nobleza de heredad, generalizada en el territorio, cuyos pueblos fueron todos de ´realengo´, excepto Busdongo, había de producir edificios señoriales y multitud de escudos heráldicos. Así ocurrió, realmente, aunque en la actualidad muchos escudos hayan desaparecido, y las casonas blasonadas no sigan mejor suerte.

Casas Blasonadas.-

  • Camplongo. (Tres edificios con sillería de piedra, dos de ellos blasonados).
  • Casares de Arbas (Ver la célebre, aunque humilde, ´Casa del Gallo´).
  • Pendilla.
  • Viadangos (La Casa del Síndico, o quizás centro conventual).

Escudos nobiliarios.- (Son innumerables, y muchos de ellos están descritos por los especialistas, y en concreto en los libros de heráldica del Sr. Pío Cimadevilla):

  • Arbas del Puerto (En la portada de la Colegiata).
  • Busdongo (En la carretera, declarados BIC-g).
  • Camplongo (Se conservan aún tres labras y hay noticias de otras desaparecidas).
  • Casares de Arbas (Dos escudos).
  • Rodiezmo (Tres escudos).
  • San Martín de la Tercia (Escudo de los Castañón).
  • Ventosilla (Escudo sobre la pared este del cementerio).
Edificios y construcciones representativas

En todo el municipio pueden admirarse las construcciones de arquitectura montañesa tradicional, a base de piedra y mampostería. Los techos oscilan entre la teja árabe y la pizarra, siendo preponderante la primera.

Como edificaciones de interés singular, señalamos:

  • Ayuntamiento de Villamanín. (Realizado por Regiones Devastadas, en la posguerra).
  • Barrio nuevo de Villamanín, edificado por Regiones Devastadas.
    (Es único en la provincia de León y casi sin réplica en España, a excepción de un complejo análogo en la localidad de Belchite)
  • Las doce Casas de canónigos de Arbas.
  • Puente medieval sobre el Bernesga, en Villanueva de la Tercia. (antes ´del Camino´). Ya nos hemos referido a este hermosísimo puente, al comentar el pueblo de Villanueva. Los interesados en una completa descripción pueden encontrarla en el libro "Catálogo de Puentes anteriores a 1.936", de José A. Fernández Ordóñez y otros, del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. (páginas 309 a 311).
  • Termas de Villanueva de la Tercia. (Hoy abandonadas y casi en ruinas)
Las tallas en madera de imágenes religiosas

A diferencia de las escayolas, hechas en serie, las tallas de madera tienen el valor de la originalidad; son irrepetibles. Felizmente se conservan varias en las iglesias del municipio, muy veneradas por la población, a lo que se añade su importante valor artístico:

Ermita de Barrio/Golpejar Talla de Nuestra Señora de la Asunción, del s.VIII.

Iglesia de Fontún Talla de La Virgen y el Niño.

Iglesia de Viadangos Talla de San Andrés.

Iglesia de Cubillas de Arbas Tallas de San Mamés, (En el retablo principal)
San Ramón Nonato, San Miguel Arcángel y
El Salvador (En la capilla lateral izquierda).

Iglesia de Poladura Un San Antonio.
Dos Cristos, salvados de la guerra.



Ornamentos y pinturas

Pendones Restos de un antiguo esplendor, e históricas enseñas concejiles, la mayor parte de ellos desaparecieron en la guerra. Los supervivientes no gozan del aprecio de los pueblos, pues opinan que no son los originales y ´fueron cambiados´.

Pinturas

Las murales del pintor asturiano Paulino Vicente, en la iglesia de Villamanín, que representan la degollación de San Juan.

Un moderno y curioso ´Pantocrator´ en el ábside de la iglesia de
Rodiezmo. En la sacristía de esta iglesia, restos de un antiguo
´Monumento´.

En conclusión, podemos afirmar, que a pesar de las destrucciones de la guerra, el municipio cuenta con un amplio e interesante patrimonio histórico-artístico. No está suficientemente conocido ni custodiado, y por tanto merece, bajo todos los puntos de vista, una mayor atención.

Ampliar foto

Ermita de Barrio y Golpejar, en día de luz.

Los colores del oro dominan la collada donde se asienta esta ermita mariana, impasible a los vientos.

Autor: Javi Cañizares, 2004.

Ampliar foto

Altar y ábside de la iglesia de San Pedro, de Rodiezmo.

Un aroma de iglesia bizantina parece exhalar este recinto referencial de arquitectura religiosa.

Autor: Javi Cañizares, 2004.

Ampliar foto

Talla de Ntra. Sra. de Barrio y Golpejar.

Valiosa pieza en madera policromada del s. XVIII, cuya devoción sigue viva en Los Argüellos, desde la soledad de la Collada.

Autor: Ángel Fierro, 2004.