- Patrimonio histórico - artístico - monumental
- Otros elementos patrimoniales
- Las Asociaciones
- Colegio, Biblioteca, vida cultural
- Tradiciones
- Folklore
- La legendaria

 


Patrimonio histórico - artístico - monumental

A pesar de la incalculable destrucción que produjo en la zona la guerra civil, entre 1.936 y 1.937, cuando fueron saqueados y quemados edificios singulares, imaginería y obras de arte, principalmente religiosas, han sobrevivido algunas joyas, que constituyen el patrimonio histórico - artístico - monumental del territorio.

Se resumen aquí las principales, comenzando con la considerada por todos como más importante del Concejo.

La Colegiata de Arbas del Puerto

Por su valor histórico y monumental le dedicamos apartado al completo, en que nos limitamos a resumir lo esencial. El complejo fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) ya el 3 de junio de 1.931, aunque durante la contienda civil sería objeto de profanación y saqueo.

Recordamos, de entrada, algunos datos históricos:

A partir del año 1.037 comienzan las menciones al Hospital de peregrinos, llamado ´Hospital de Arvum´, con una donación del rey Fernando I. Se confirma su existencia en 1.103, por una cita del abad Munio. Pero para muchos, entre los cuales Ramón Menéndez Pidal, es en 1.075 cuando parece arrancar la verdadera fundación del enclave, a través de una donación del Conde Fruela, hermano de doña Jimena, la esposa del Cid Campeador.

Hay un texto de 1.092, cuando Fray Domingo de Santa María de Arbas compra una tierra en el lugar de Quintanas. La reina Doña Urraca extiende un privilegio, el 13 de enero de 1.117, al "recientemente construido hospital del puerto de Arbas". Alfonso VII de León hizo por primera vez una peregrinación real a San Salvador de Oviedo (reinó entre 1.126 y 1.157). Pero sería Alfonso VIII (1.158-1.214) el impulsor del Hospital, quien además pide se levante una iglesia, para lo que envía a los mejores canteros de la época: Éste es, pues, el inicio de la actual Colegiata románica, tomada desde entonces bajo Patronato real, con donaciones de Alfonso IX, el gran benefactor de Arbas, quien la concedió diecisiete diplomas, y Fernando III, Alfonso X el Sabio y Sancho IV.

Con estas mimbres históricas, parece que la secuencia fundacional es la siguiente: Hospital, Capilla y Colegiata.

Sus inicios aglutinan noticias y históricas y legendarias. Es conocida la tradición de que un oso despedazó a uno de los toros que acarreaban la piedra para la edificación del Hospital desde el cercano ´Pico Tres Concejos´. Ante tal desafuero, y a instancias del canónigo Pedro, el oso fue uncido al yugo con el toro superviviente, tomando el relevo del muerto en los acarreos. No hay antigua iglesia sin leyenda, como ocurre con la propia Catedral de León, donde un topo gigantesco destruía durante la noche lo realizado el día anterior…

Descripción del edificio románico.

Por su justeza descriptiva, recomendamos el resumen realizado por la publicación ´Ilustración Española y Americana´ de fecha 8 de abril de 1.907.


"La Iglesia de Arbas tiene tres naves seguidas, sin crucero, con tres tramos y tres ábsides, cuadrados los laterales y semicircular el central… los capiteles de las columnas tienen robustas hojas apometadas. Ninguno hay historiado…. La bóveda alta, que tuvo medio cañón seguido, sin luces directas, tiene hoy crucerías estrelladas… La estructura es, por lo tanto, de la escuela borgoñona, propagada por la escuela de Cluny y Cister.
Esta estructura singular es de un movimiento y de una belleza imponderables.
La puerta lateral es magnífica, con cuádruple archivolta de medio punto sobre columnas, con capiteles de elementos vegetales, cintas perladas y motivos varios, todo ello finísimamente labrado. La otra abre a la fachada principal, bajo un atrio que sustenta la torre, de un solo arco de medio punto…
Obra de tránsito del XII al XIII, de aquel por el estilo románico robusto, de este por los elementos de transición, de los cuales uno es la bóveda ojival del presbiterio. Sin duda el patronato real hizo llegar a aquellas soledades algunos de los mejores maestros de los tiempos de Alfonso VIII".

Añadiremos los comentarios del estudioso de Arbas, D. Matías Díez, natural de Getino, en la Mediana, para quien "los capiteles, las archivoltas, los sepulcros con sus lucillos románicos…pregonan una perfección de filigrana en la piedra de verdadero asombro; el rosetón causa una impresión de alegría indescriptible". En definitiva la Colegiata es tan hermosa que "parece hecha por ángeles".

El complejo ha sido varias veces restaurado. Una de las mayores intervenciones arquitectónicas tuvo lugar con los abades Marcos Bravo (1.679) y Toribio de Cienfuegos (1.693), que completaron el claustro y la torre.
Posteriormente se añadió una puerta y se cambiaron las bóvedas, en el estilo renacentista, que es su apariencia actual.

Finalmente, el último restaurador importante, ya en la posguerra, fue el arquitecto D. Luis Menéndez Pidal, sobrino de D. Ramón. Fue un enamorado de la Colegiata, por la que luchó hasta su muerte, y está enterrado en la misma, desde 1.975. Su lápida lleva la inscripción:


Luis Menéndez -Pidal Álvarez
Arquitecto
Oh, Dios, salva su alma de la perdición
como él salvó esta iglesia de la ruina.
XVI-VII-MDCCCXCIII
+ XXVIII-II-MCMLXXV

Gracias a las sucesivas donaciones reales, nobiliarias y particulares, la jurisdicción de Arbas pasó de religiosa a civil (esferas muy imbricadas desde el inicio de la Reconquista hasta avanzado el siglo XIX). Su dominio abarcaba grandes territorios en la zona y fuera de ella. Los pueblos de Abadengo fueron: Arbas, Camplongo, Casares, Cubillas, Pendilla, San Miguel del Río,(en Asturias) Vega la Mosa(despoblado sobre Busdongo) y Viadangos.

Además de los pueblos, la abadía contó con amplios dominios de terrenos y foros, así como derechos de presentación de parroquias a ambos lados del Puerto, hasta la etapa de las desamortizaciones. Los pueblos se independizaron por compra de la jurisdicción en la época de Felipe II (1.584), pero la dependencia eclesiástica continuó en poder del Abad y del obispado de Oviedo, hasta el Concordato de España con la Santa Sede, en 1.953. Entonces pasó al Cabildo de San Isidoro, quien lo cedió al Obispado. Reina la impresión de que el clero leonés mantiene en un enorme abandono este enclave fundacional, joya del románico.

 


Sobre el futuro de la Colegiata, sus casas y entorno, se ha debatido mucho en los últimos tiempos. La Asociación de Simpatizantes de la Colegiata de Arbas (ASCA), y el Ayuntamiento de Villamanín lideran la idea de recuperar la antigua Fundación, en que participen el Obispado de León (que debe previamente ceder la titularidad, ya que cedió la Colegiata al Ayuntamiento de Villamanín por 30 años), la Junta de Castilla y León y el Estado.
La Fundación podría allegar fondos suficientes para acometer el proyecto estrella, que consiste en convertir el enclave en un Museo-Exposición permanente, dentro del circuito monumental del Noroeste español. Uno de los objetivos más importantes sería poder reunir en la Colegiata todos sus fondos documentales, hoy día dispersos, cuando no desaparecidos, así como la biblioteca de la familia Menéndez Pidal, originaria de Pajares, cuya donación en testamento por parte de D. Ramón no ha sido cumplida por sus herederos.

Las obras necesarias y los ambiciosos objetivos, que crearían además varios puestos de trabajo, han sido plasmados en un Estudio propuesta, de fecha septiembre 2.003, del que figura como Promotor el Ayuntamiento de Villamanín, y que ha sido remitido a las Instancias Políticas del Estado. El proyecto debería ser sufragado con los fondos del 1% cultural de las obras de la variante ferroviaria de Pajares, según está legislado. El anterior Gobierno había oficiosamente comprometido su apoyo. Parece oportuno reiterar la petición a las nuevas autoridades, en el convencimiento de que esta actuación sería un bien intrínseco para la zona, con derivaciones culturales, turísticas y económicas relevantes.

La brevedad de la página Web nos impide extendernos en este trascendental asunto. Solo deseamos que los necesarios actores de esta propuesta tomen muy en serio sus responsabilidades y trabajen por ella con total dedicación.

Ampliar foto

Iglesia-Colegiata de Santa María de Arbas

1º Premio de fotografía de la Asociación de Simpatizantes de la Colegiata de Arbas (ASCA).

Autor: Fidel Alonso Suárez, 2003.

Ampliar foto

Ábside de la Colegiata, con la imagen de Nuestra Sra., Santa María de Arbas. (Es una reproducción, la original fue destruida durante la guerra civil)

El recogimiento del románico. La elevación del gótico.

Autor: Javi Cañizares, 2004.

Ampliar foto

Crestería de la Iglesia.

En la cabecera del templo se sublima la geometría. (Restauración del siglo XVIII).

Autor: Javi Cañizares, 2004.